INAUGURACIÓN Y SESIÓN PLENARIA «LA ESPAÑA QUE NOS UNE»

II Congreso Nacional de la Sociedad Civil

 

CONCLUSIONES DE LA SESIÓN DE INAUGURACIÓN

Aldo Olcese Santonja, Presidente Asociación Nacional Sociedad Civil Ahora. Presidente del II Congreso

  • La vocación de la Asociación, que no consiste en suplantar a los políticos, sino por el contrario asumir su pluralidad y misión irrenunciable, pero planteando de forma sincera un debate institucional, con lealtad y vocación de aportar ideas que contribuyan al lema que la Asociación ha escogido como lema para ese II Congreso Nacional de la Sociedad Civil: “Relanzar España”.
  • Agradecimiento a S.M. el Rey por el hecho que la Jefatura del Estado haya aceptado la presidencia de honor del Congreso.
  • En vez de preguntarnos qué va a pasar, planteémonos qué vamos a hacer.
  • La sociedad civil no aspira a suplantar a los políticos, sino por el contrario, asumir su pluralidad y misión irrenunciable, planteando un debate institucional, con lealtad y vocación de aportar ideas, de colaborar con ellos.
  • Los políticos deben ser permeables a las ideas y a las reflexiones que se originan en la sociedad civil.

 

Carmen de Rosa Torner, Presidenta del Ateneo Mercantil de Valencia

  • El Ateneo mercantil es un espacio de debate y reflexión, desde el entendimiento que los problemas de Valencia son los de España, y los cambios deben afrontarse desde la unidad.
  • Exponiendo la vocación centenaria de la institución a lo largo de toda su historia en pro de la resolución de los problemas de Valencia y de España, siempre desde una perspectiva plural y con una vocación decidida de ser un espacio de debate y reflexión.

 

Vicente Garrido Mayol, Secretario General de la Asociación Nacional Sociedad Civil Ahora. Director del II Congreso

  • En el nuevo paradigma del concepto de democracia, que ya no se limita a ser puramente representativa, sino que se expande hacia una naturaleza participativa, mucho más rica en la expresión de la pluralidad y en los anhelos de la sociedad civil.
  • Valencia ha sido ciudad rica en iniciativas privadas, siempre con el propósito de la aportación de su riqueza al relanzamiento de España.

 

 }{

 

CONCLUSIONES DE LA SESIÓN PLENARIA

Emilio Lamo de Espinosa, Presidente del Real Instituto Elcano (2012/2021)

  • Enfrentamiento tosco entre fuerzas políticas.
  • La moderación de los ciudadanos, la gran pérdida de confianza de esos moderados en una política radicalizada y polarizada, y la pérdida de la confianza en la política.
  • La ciudadanía pide una política que sea solución y no problema.
  • La Monarquía parlamentaria como el mejor instrumento para garantizar la unidad, razón por la que es objeto de ataque.
  • Finalmente, por debajo de todo ello, está es la más profunda, una crisis institucional que está generando eventualmente lo que no pocos constitucionalistas llaman un desbordamiento del marco constitucional.
  • Lo que hemos sufrido es una impostación de los políticos que no existe entre los representados. La consecuencia de ello es que la gran mayoría de los ciudadanos cree que hay mucha crispación en la vida política. Nada menos que nueve de cada diez así lo creen y si indagamos a quiénes atribuyen los ciudadanos esa crispación la respuesta es que culpan a los políticos y a sus partidos.
  • Es decir, nada menos que 1 de cada 2 españoles considera que el principal problema de España son los políticos. Si nos vamos a los últimos datos publicados, después del COVID y el desempleo los siguientes problemas principales para la ciudadanía son los partidos políticos, la falta de acuerdo entre los partidos políticos, la falta de consenso etc. Por contraste, por ejemplo, sólo un 0,5 por ciento de los ciudadanos menciona la monarquía como un problema relevante en España. Y podríamos seguir con la poca o ninguna confianza en el presidente del Gobierno, de un 70 por ciento, o con la poca o ninguna confianza en el líder de la oposición, 85 por ciento.
  • El expresidente Felipe González hablaba hace poco de su sentimiento de orfandad representativa. Pues bien, está en muy buena compañía.
  • La paradoja de la articulación política actual de España al haber saltado desde el bipartidismo al penta-partidismo actual es que, si bien para ganar las elecciones los partidos tienen que irse al centro buscando penetrar en el centro de la campana de Gauss, a la hora de articular gobiernos tienen que hacer pactos en los extremos y el resultado son gobiernos extremistas gobernando sobre ciudadanía moderada.
  • Tenemos muchos activos tenemos y el primero sin duda es la sociedad española que sabe afrontar con entereza los retos planteados. Lo hizo en los años de la Transición cuando se trataba de apostar firmemente por la democracia.
  • Una sociedad con sobresaliente aptitud para integrar y acoger. Tenemos una institucionalidad democrática relevante. Todos los estudios que conozco sobre la calidad de la democracia en el mundo, el de Freedom House, el de The Economist o el de la Universidad de Gotemburgo, por citar los tres más importantes, colocan a la democracia española entre las 20 primeras del mundo.
  • El tercer activo sin duda es Europa que ha sabido responder ante la nueva crisis con una enorme dosis de solidaridad interna como lo prueba el programa de recuperación, transformación y resiliencia que por cierto es una gran oportunidad para que España pueda efectivamente abordar muchas de las reformas que necesita en este momento.
  • Lo que es normal en la calle, la convivencia, el diálogo, la tolerancia, la coincidencia de la inmensa mayoría de los ciudadanos en el centro político podría ser ejemplo de cómo hay una inmensa mayoría de ciudadanos que están de acuerdo en cómo lidiar con los problemas.
  • Querría acabar recordando que uno de los activos que nos unen es sin duda la Corona. En la Corona la jefatura del estado es el mejor instrumento para articular la ‘demos’ y sociedades compuestas.
  • En España, se nos acumulan los problemas como muñecas rusas, que se suman unos sobre los otros; los problemas más superficiales impiden ver los más profundos, y por lo tanto éstos se nos van acumulando.
  • La pandemia ha sido también una prueba de estrés de la economía española que ha puesto de manifiesto nuestros flancos más vulnerables, tales como la excesiva dependencia de los servicios y el turismo, el tamaño de las empresas, el sistema energético, etc.
  • La española es una sociedad con sobresaliente aptitud para integrar y acoger. Con una institucionalidad democrática relevante. Todos los estudios que conoce sobre la calidad de la democracia en el mundo, el de Freedom House, el de The Economist o el de la Universidad de Gotemburgo, por citar los tres más importantes, colocan a la democracia española entre las 20 primeras del mundo.
  • El Eurobarómetro acredita más si cabe la pérdida de confianza de los españoles en las instituciones políticas. Un 90 por ciento desconfía de los partidos, el 6 por ciento desconfía del congreso y un 74%, del Gobierno. El “no nos representan” de mayo del 2011 se ha generalizado y la confianza ciudadana en las instituciones se ha roto, abriendo una grieta enorme entre la sensibilidad moderada de los ciudadanos y el discurso polarizador de los políticos.
  • Europa que ha sabido responder ante la nueva crisis con una enorme dosis de solidaridad interna como lo prueba el programa de recuperación, transformación y resiliencia que por cierto es una gran oportunidad para que España pueda efectivamente abordar muchas de las reformas que necesita en este momento.

 

José Manuel Pérez Tornero, Presidente de RTVE

  • Un espacio en el que todas las voces tengan cabida, y en el que se fomente una conversación inteligente, moderada y avanzada. Una entidad en el que las premisas fundamentales sean no insultar, no manipular y el respeto a los hechos.
  • Vertebrar el país no es hacer un discurso para todos, sino permitir que todos participen en el discurso.
  • Se están rompiendo las reglas de la conversación, de la conversación entre todos y los medios de comunicación tienen mucha responsabilidad en este tema. Quiero hacer un análisis crítico de la situación y proponerles un diálogo para ver si podemos hacer entre todos algo conjunto.
  • Cuando hay violencia es como un volcán en una sociedad, que se rompe. Con la violencia verbal también tenemos el preámbulo del conflicto.
  • Cualquier insulto y cualquier ofensa tiene mucha trascendencia. La dramatización de las diferencias conduce a la desunión. La crítica constante a la legitimidad de las instituciones es uno de los grandes problemas esenciales que tenemos en el país. 
  • Es el entendimiento, la cooperación y el respeto mutuo, desde todo punto de vista a la diversidad, a la persona, a la diferencia de creencias, a la diferencia cultural es lo que hace sostenible una sociedad.
  • Una de las grandes fuerzas centrífugas de fragmentación de la sociedad contemporánea es Internet. Las redes sociales crean burbujas personales, ecos de resonancia, crean sectas, crean zonas de nihilismo y de ignorancia mutua y de agresividad mutua.
  • La expropiación de la vida por parte de las redes sociales es una expropiación que nos puede llevar al calentamiento de la esfera pública global. Es un calentamiento no singularmente español, es mundial.
  • Nada de eso ha funcionado porque lo que está disolviendo esta nueva fagocitación de la vida privada y de la vida pública en general es el sentimiento de unión, la argamasa que permite que la gente con cariño y con entendimiento se mire a los ojos y se entienda.
  • ¿Qué puede hacer una radiotelevisión pública en este contexto? La nueva radiotelevisión pública es esencial para la conversación pública moderada inteligente y avanzada en una sociedad como la nuestra. Lo primero plantearnos que es la televisión pública de todos y que esto sea realidad. Es también de las instituciones con respeto a todas las voces y la única condición es no insultarse y no manipular. El respeto a los hechos, respetando la acción del gobierno y respetando la acción de la oposición y de los principales partidos de la oposición. Moderar el lenguaje público, moderar la conversación. El respeto me parece que es un tema esencial.
  • Una radiotelevisión pública puede hacer mucho por los encuentros, por la proximidad, por la recuperación del teatro, del cine, de la conversación en la calle. Es una plaza pública que tiene que alimentar escenarios de conversación general constructiva. No puede dramatizar y escandalizar con falsas o impostadas diferencias políticas.
  • Podemos luchar por ser la argamasa animada, espiritual de este país, el alma que nos una sabiendo siempre que la fragmentación y la desigualdad son el cáncer de esa unión, pero siendo conscientes de que con el compromiso y la auto responsabilidad de la sociedad civil y de los políticos y de las instituciones no sólo saldremos adelante, sino que daremos ejemplo.
  • Revela que una de las grandes fuerzas centrífugas de fragmentación de la sociedad contemporánea es Internet. Las redes sociales crean burbujas personales, ecos de resonancia, crean sectas, crean zonas de nihilismo y de ignorancia mutua y de agresividad mutua que, además dicho sea en beneficio de España, afecta especialmente a EEUU, a Rusia y a Francia.
  • Las grandes masas se pueden convocar para ver contenidos que no aportan o que aportan muy poco a la sociedad, pero una radiotelevisión pública tiene que lanzar un contenido que sea una semilla de crecimiento de aprendizaje colectivo y esto no puede hacerse en grandes masas.
  • Una radiotelevisión pública puede hacer mucho por los encuentros, por la proximidad, por la recuperación del teatro, del cine, de la conversación en la calle. Para él es una plaza pública que tiene que alimentar escenarios de conversación general constructiva. No puede dramatizar y escandalizar con falsas o impostadas diferencias políticas.
  • La crítica constante a la legitimidad de las instituciones es uno de los grandes problemas esenciales que tenemos en el país. Es el entendimiento, la cooperación y el respeto mutuo, desde todo punto de vista a la diversidad, a la persona, a la diferencia de creencias, a la diferencia cultural lo que hace sostenible una sociedad.

 

Carlos Mazón Guixot, Presidente de la Diputación de Alicante

  • Practicar el sano ejercicio de revisarnos a nosotros mismos para mejorar.
  • Nuestro sistema de monarquía parlamentaria está fuertemente instalado en la Constitución. Soy mucho más partidario de que el árbitro no pertenezca a ninguno de los partidos que están en la contienda para que así las normas sean las mismas para todos. Esa monarquía parlamentaria es la consagración de los derechos civiles.
  • Es la segunda descentralización hacia las provincias y hacia los ayuntamientos.
  • Por eso creo que confundir la administración con la sociedad es muy peligroso, sobre todo, para la sociedad civil porque la adormila, interviene en ella y porque le reduce espacios de libertad e incluso de participación.
  • Qué necesidad tenemos de imponer. Lo mejor será que nos dediquemos a no molestar, a creer en la iniciativa de los demás.
  • Nuestro sistema de monarquía parlamentaria está fuertemente instalado en la Constitución. Soy mucho más partidario de que el árbitro no pertenezca a ninguno de los partidos que están en la contienda para que así las normas sean las mismas para todos. Esa monarquía parlamentaria es la consagración de los derechos civiles.
  • Por eso creo que confundir la administración con la sociedad es muy peligroso, sobre todo, para la sociedad civil porque la adormila, interviene en ella y porque le reduce espacios de libertad e incluso de participación.
  • Creo en la adecuada coordinación de competencias con los recursos adecuados hacia esa segunda descentralización, no para hacer la Generalitat más grande o más pequeña, sino para hacer mayor suma en toda la Comunidad Valenciana con todos sabiendo lo que tienen que hacer, y con el límite de no molestar, de no decirle a la sociedad civil de cómo tiene que educar a sus hijos, de no decirle a la sociedad civil cómo tiene que pensar, de no decirle a la sociedad civil cuánto de más impuestos tienen que pagar, de dejar esos foros de libertad y creer en una sociedad que sabe lo que tiene que hacer con sus ahorros, que sabe lo que tiene que hacer con su iniciativa privada, que sabe lo solidaria que tiene que ser.

 

VISUALIZA LA SESIÓN INAUGURAL Y LA SESIÓN PLENARIA AL COMPLETO

Sociedad Civil Ahora

La Asociación Sociedad Civil Ahora es una entidad constituida en 2018, que integra a un amplio conjunto de organizaciones e instituciones de reflexión, pensamiento y acción de la sociedad civil en torno a un proyecto común de mejora y renovación de España. Su misión es la de colaborar de manera leal, comprometida y responsable con los poderes públicos, las principales fuerzas políticas y el conjunto de la ciudadanía en el análisis, valoración y propuesta sobre cuestiones que afectan al bien común y al interés general de España.

No Comments

Post a Comment